Metamorfish

(2014-2017)

 

"Un bestiario de seres pertenecientes a un mundo que representa la sinergia entre el ser humano y la naturaleza acuática. Un aire entre trágico y sosegado narra la historia de estos espectros del mar.

Temas como la feminidad, la vida y la muerte, surgen a través de esta obra singular y de múltiples interpretaciones. Las imágenes son una pequeña ventana que se abre para captar la intimidad de estas musas marinas. Almas mutiladas que renacen de su tragedia, mezclándose con el entorno de este limbo regenerador, donde la naturaleza se encarga de sanar lo que queda de sus cáscaras quebradas.

Una obra ingrávida y llena de matices, que bucea en el cosmos de las percepciones, y en la que hay que buscar el ensueño cautivador y profundo del mar.

Los cuerpos están compuestos de diferentes animales acuáticos: carpas, medusas, y también hay una representación del arrecife. La propia vida que crece y se regenera sin cesar.

La pintura, el dibujo y las técnicas mixtas, se abren paso y nos acompañan en este viaje de ensueño, dónde nada es real, pero al igual que un sueño vívido, se siente cercano e intenso.

Metamorfish es una poesía, todo queda a tocar de labio, y sin embargo, nada llega a acercarse lo suficiente para ser poseído. Habitan las musas en sus cáscaras, en sus rincones de nostalgia y recuerdos perdidos, acariciando el paso de los eones con sus manos desgastadas. En su limbo, permanecen ausentes del ruido que impera más allá de las profundidades, formando un solo ente con las criaturas que las rodean, creando un singular arrecife de emociones.

Un bestiario único, un mundo lleno de conexiones y sentimientos, una obra dirigida por una mano excepcional. ”

 

Texto: Albert Vila